Datos de Interes sobre la Cuenca
Ubicacion

La micro cuenca del río Sajhuaya se encuentra ubicada al Este del Municipio de Palca, Provincia Murillo del Departamento de La Paz.


Altura
Cota máxima aproximada de 6350 msnm como cabecera de cuenca y como su punto más bajo los 2500 msnm con desemboque al Río Palca.

Comunidades
Jalancha
Khapi
Challasirca
Cebollullo
Chañurani
Cachapaya
Tahuapalca
La Granja

 
Proyecto : "Fortaleciendo la capacidad y desarrollando estrategias de adaptación a los fenómenos de cambio climático en Comunidades de la Cordillera Real de Los Andes Centrales de Bolivia"
 
Documento sin título
  • Informacion
  • Objetivos
  • Area de Intervención
  • Vulnerabilidad
  • Medidas de Adaptacion
  • Estrategia de Adaptacion

Información del Proyecto

Titulo:

Proyecto Illimani - “Fortaleciendo la capacidad y desarrollando estrategias de adaptación a los fenómenos de Cambio Climático en comunidades de montaña de la cordillera real de Los Andes centrales de Bolivia.

 

Entidad Financiea:

IDRC (International Development Research Centre) – Canadá

 

Entidades Ejecutoras:

Instituto de Investigaciones Agropecuarias y de Recursos Naturales IIAREN – UMSA

Instituto de Hidráulica e Hidrología

Agua Sustentable

Periodo de ejecución:

Diciembre 2008 – Noviembre 2011 (35 meses)

Coordinadores de Proyecto

Coordinador IIAREN: Ing. PhD. Magali García Cardenas

Coordinador Agua Sustentable: Ing. MSc. Paula Pacheco

Coordinador IHH: Ing. PhD. Edson Ramirez

 

Objetivos del Proyecto

Objetivo General del proyecto:

Fortalecer la capacidad y desarrollar una estrategia de adaptación a los efectos del cambio climático para la zona del estudio que promueva el desarrollo, el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades rurales más vulnerables, la sostenibilidad de los sistemas productivos rurales, los sistemas de provisión de agua potable y medio ambiente y que disminuya las posibilidades de conflicto por el uso del agua en el marco del desarrollo y los entornos cambiantes, fomentando la implementación de políticas públicas nacionales e internacionales, utilizando métodos y herramientas que permitan su replicabilidad en condiciones de baja información para Los Andes.

 

 

Área de Intervención

Localizacion

La micro cuenca del río Sajhuaya esta geográficamente ubicada entre las latitudes 16º38’-16º44’ Sur y longitudes 67º54’ – 67º46’ Este del Municipio de Palca, Provincia Murillo del Departamento de La Paz. Nace en la cordillera oriental con dirección Este formando parte del flanco occidental central del majestuoso Illimani de cota máxima aproximada de 6350 msnm como cabecera de cuenca y como su punto más bajo los 2500 msnm con desemboque al Río Palca (ver figura 2).

Así mismo tiene un área total de 59 km², limitando al noreste con el Municipio de Irupana, y al Suroeste con el Municipio de Mecapaca, a aproximadamente 66 km de la ciudad de La Paz.


Figura 2.- Área de estudio de la microcuenca Sajhuaya y sus principales comunidades

Según el PDM (2007-2011) el 94.56% de la población se auto-identifica como aymara.

Las comunidades que conforman la microcuenca y hacen uso de sus recursos hídricos tanto para riego como consumo humano son:

Comunidades Nº de habitantes Hombres Mujeres
Jalancha 50 23 27
Khapi
196
103
93
Challasirca
205
113
92
Cebollullo
197
167
130
Chañurani
74
43
31
Cachapaya
494
248
246
Tahuapalca
195
100
95
La Granja
137
73
64
Total 1548 870 778

Fuente: INE, 2001

Fisiografía
El área de la cuenca presenta serranías, planicies aluviales drenadas, colinas y depresiones con floraciones salinas. El cantón Cohoni se destaca por su serranía de gradiente este – oeste sin ninguna elevación significativa. (PDM, 2007-2011).

Según el Plan de Acción Ambiental Municipal (2006), Palca corresponde a la provincia Biogeográfica de Puna Peruana, perteneciendo al Distrito Geográfico del Titicaca y Cordillera Real. Las ecoregiones existentes en la cuenca son la región alto andina y de puna y la región de valles secos interandinos.

La región Alto Andina (4.200-4.800 msnm) se caracteriza por la presencia de heladas, praderas donde predominan gramíneas y zonas de bofedal; hacia los niveles más elevados la vegetación intercala con extensas áreas desnudas y rocosas. La Puna húmeda (3.700-4.200 msnm) presenta pastizales abiertos en zonas altas, también se encuentran gramíneas dispuestas en macollos y arbustos bajos.

El valle seco interandino y valle (700-3.600 msnm) se caracterizan por ser zonas destinadas al pastoreo de ganado vacuno y tierras de cultivo en diferentes estados de sucesión, debido a que cuenta con un microclima apto para la producción agropecuaria (García&Taboada,2010).

Clima
Corresponde a una zona micro termal (semifrío-frío) con humedad deficiente a seco en invierno y en primavera semiseco (PDM ,2007).

En ausencia de datos meteorológicos para el área de estudio, el proyecto instaló seis estaciones meteorológicas que permitieron correlacionar datos con estaciones climáticas representativas del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI) y generar así datos históricos y actuales para la microcuenca. Los datos obtenidos durante la gestión 2009-2010 muestran que actualmente las temperaturas varían según la altitud en la cuenca:

En la parte alta la temperatura promedio es de 11.1 ºC con una máxima de 17.4 ºC y una mínima de 4.9 ºC; la temperatura promedio en la parte baja de la cuenca es de 20.3 ºC con una máxima de 28.5 ºC y una mínima de 12.2 ºC en el año 2009.

Recursos Hídricos
Las aguas son en su mayor parte de origen glaciar. Las comunidades de la microcuenca se abastecen de aguas superficiales representadas por ríos y vertientes (Villarroel, et.al., 2010).

El río principal es el Sajhuaya que cambia de nombre a lo largo de su cauce (Anuuta, Chañurani, Sajhuaya). Este río tiene afluentes de pequeñas quebradas y el río Paucara.

De las vertientes se pueden mencionar: Wakería, Achojpaya, Chapoco y Turicala. Las comunidades también hacen uso de otras vertientes que no llevan nombre.

 

 

 

Vulnerabilidad de la Microcuenca

A continuación se describen los distintos tipos de vulnerabilidad que se han identificado en el área de estudio; dependiendo del tipo de vulnerabilidad se hacen uso de indicadores cualitativos y/o cuantitativos de las condiciones actuales en las que se encuentran las comunidades.

a.Vulnerabilidad Biofísica.

Los bofedales situados en las faldas del nevado Illimani, corresponden al tipo hidromórfico (humedad de suelo permanente). En él habitan aves representativas de la fauna andina y tres especies de anfibios: Bufo spinolosus, Pleuroderma marmorata y Telmatobius wayra. Entre los mamíferos grandes se menciona por parte de los comunarios la presencia de viscachas (adaptado de Carafa, 2009).

La composición de los bofedales está integrada por especies de alta calidad forrajera, por lo que su rol fundamental es pastoril. Las comunidades de Jalancha y Pinaya tienen acceso al bofedal y utilizan el mismo para el pastoreo de camélidos en su mayoría (llamas); también para pastoreo de ovejas y en menor proporción para vacas, chanchos y caballos. Además se utiliza como campo base para turistas, cacería de viscachas, recolección de tepes y agua de riego. El 93,3% de los comunarios usan el bofedal durante todo el año, por lo que se deduce un sobrepastoreo del mismo. Solo un pequeño porcentaje utiliza el bofedal en época de lluvias cuando tiene más agua; sin embargo se compra o trae más ganado de otras comunidades para aprovechar el forraje del bofedal, este factor así como el uso de ganado inapropiado para el ecosistema son algunas señales de un manejo inadecuado de bofedales (ibíd.).

Los procesos erosivos a nivel de municipio son de grado amplio: de ligero a severo, de tipo laminar, eólico y en cárcavas. Este proceso abarca el 28% en el cantón Cohoni (PDM 2007-2011). En la época húmeda de Diciembre a Febrero las lluvias provocan erosión laminar hídrica, transportando la materia orgánica aguas abajo en la microcuenca.

De manera general, los riesgos climáticos que se presentan a nivel municipal son la helada, granizo, escasez o mala distribución de lluvias e inundaciones. El Atlas de amenazas, vulnerabilidades y riesgos de Bolivia señala un índice de riesgo bajo para heladas e inundaciones y alto para sequías. Por otro lado, el índice de vulnerabilidad del municipio es alto.

De manera más específica, se quiso conocer la percepción de las comunidades en la microcuenca respecto al grado de vulnerabilidad que ellas consideran tener. Siguiendo la metodología de la Adaptación Basada en Comunidades (CBA, por sus siglas en inglés) se utilizó como herramienta una matriz de vulnerabilidad (CARE, 2010) que mide el impacto de distintas amenazas sobre los medios de vida más importantes para las comunidades (Tabla ).

Los resultados de la tabla muestran que las comunidades perciben un alto grado de vulnerabilidad al impacto de la escasez de agua o sequía sobre aquellos recursos enfocados a la producción agrícola, lo que coincide con los datos a nivel municipal. De todos los recursos en la comunidad, los cultivos son los más vulnerables tanto a la variabilidad climática (aumento de temperatura, vientos fuertes), como a eventos climáticos extremos tipo heladas (según el PDM se presentan esporádicamente entre abril y septiembre) y granizadas (entre diciembre a febrero), estas últimas tienen un impacto mediano sobre los recursos.
A su vez se identificaron otro tipo de amenazas no climáticas de gran impacto como:

- Deslizamientos y derrumbes: Percepción confirmada con datos del Ministerio de Defensa Civil, a través del Centro de Operaciones y Emergencias (COE) quienes reportan que entre 2006 y 2008 se registró una mayor incidencia de este tipo de eventos.

- Plagas en los cultivos: El aumento en la presencia de plagas, su resistencia y el surgimiento de nuevas en la microcuenca, estaría relacionado al incremento de temperatura percibido por los comunarios; reportes del IPCC (2007) señalan como prácticamente cierto que una mayor frecuencia de días y noches cálidos tendría como impacto el aumento en la presencia de plagas.

García y Taboada (2010) recuperan la memoria histórica de eventos extremos en el área de estudio, donde el 80% de la población reporta la ocurrencia de eventos climáticos extremos, de éstos los más importantes el granizo y la sequía. El año 1983 se recuerda como el más seco que se ha presentado en el Occidente Boliviano, lo que nuevamente refuerza la importancia de conceptualizar a la sequía como uno de los riesgos climáticos más importantes para la zona, aunque las familias han habilitado el riego como forma de reaccionar ante este evento.

Las familias en la microcuenca tienen distintas formas de enfrentar este tipo de riesgos. La tabla muestra las acciones de respuesta usadas por tres comunidades representativas ante la ocurrencia de eventos extremos.

La mayoría de las familias hace uso de sus ahorros; otras optan por migrar temporalmente por trabajo; sólo un 20% de las familias en las comunidades de la parte baja (Cebollullo y Tahuapalca) de la microcuenca han recibido ayuda del Gobierno.

En la región andina existen metodologías tradicionales de previsión contra riesgos climáticos. Los agricultores generalmente hacen uso de los llamados indicadores locales del clima conocidos también como bioindicadores. En la microcuenca se usan principalmente para predecir si un año será seco o húmedo. La tabla muestra que en comunidades intermedias y bajas menos del 30% de las familias tienen conocimiento de estos indicadores debido principalmente a que acceden al riego y no consideran importante saber sobre éstos, además la mayoría considera que sus pronósticos son incorrectos. Sin embargo más de la mitad de las familias en la comunidad alta (Khapi) tienen conocimiento y hacen uso de los mismos, asegurando que su pronóstico es siempre correcto.

Debido a que no se tienen registros climáticos históricos del municipio o el área de estudio, el análisis de tendencias de temperatura (máxima y mínima) y precipitación se realizó mediante correlación estadística de datos de 5 estaciones cercanas (El Alto, Patacamaya, Viacha, Achachicala y Bolsa Negra) y datos disponibles de estaciones meteorológicas instaladas en la microcuenca los últimos 3 años.

Las figuras 1, 2 y 3 muestran una tendencia al incremento en las temperaturas máximas y mínimas y una cierta tendencia al descenso en la precipitación. La aplicación del test de Mann Kendall muestra alta significancia estadística en el incremento de la temperatura y no significancia de cambio en la precipitación.

Se concluye que las temperaturas siguen el comportamiento reportado por los agricultores con un incremento sostenido a partir de la década de los 70. Sin embargo, la percepción de los agricultores es que la precipitación está en descenso, lo cual no pudo ser verificado estadísticamente. Una explicación para esto podría encontrarse en los estudios de Seth et al. (2010) que indican que entre las latitudes 10-20ºS no se percibe un cambio en la cantidad total de precipitación que se recibiría en el escenario A2 personalizado, pero sí en su distribución temporal; sugiriendo que en el siglo 21 la estación de lluvias en la zona se demoraría en su inicio para intensificarse cuando las lluvias ya se hayan establecido. Esto permite decir que la percepción de mayor sequía de los agricultores en realidad refleja una tendencia al retraso en el inicio de la estación lluviosa, lo cual se está convirtiendo gradualmente en lo regular en el Occidente Boliviano (ibíd.).

b.Vulnerabilidad Socioeconómica

Pobreza

La pobreza está relacionada directamente a la falta o marginalización de los recursos disponibles. Este aspecto es crítico cuando se produce un evento extremo y afecta fuertemente en el nivel de estrés que sufre un individuo o comunidad.

Los resultados del último censo nacional señalan que en el Municipio de Palca, donde se encuentra la zona de estudio, el ingreso anual per cápita es de 652 $us y el 46.8% de la población se encuentra en extrema pobreza.

Los valores reportados sugieren una elevada vulnerabilidad de los habitantes del Municipio ante cualquier estrés o shock externo, especialmente climático, pues los bajos niveles de ingreso no permiten la inversión en medidas que reduzcan su vulnerabilidad (riego tecnificado, fertilizantes, infraestructura de protección, etc.).

Adicionalmente la fuente de ingreso principal en todas las comunidades es la agricultura, por lo que un evento de estrés agrícola de mucha importancia, reduciría los niveles de ingresos e incrementaría la vulnerabilidad.

Nivel educacional

La educación es un índice clave de desarrollo que mejora la capacidad de las comunidades para resolver sus problemas, aceptar y aplicar nuevas tecnologías y estrategias que beneficien su producción (Lacki 1995, Iqbal 2007, Mgaba-Semgalawe 200, Namara et al., 2007).

Hay 8 unidades educativas en el área de estudio: La Granja cuenta sólo con niveles de 1º a 3º básico. La unidad educativa de Khapi abarca desde 1º a 5º básico. Las unidades educativas de Chañurani y Cebollullo abarcan desde el nivel inicial hasta 6º básico. Los estudiantes de estas comunidades concluyen sus estudios en las comunidades de Cohoni y Tahuapalca que cuentan con unidades educativas desde el nivel inicial hasta 4to de secundaria.

La tabla muestra que más del 65% de los padres de familia cursaron el nivel primario; sin embargo existe un porcentaje adicional de la población que ha alcanzado el nivel secundario: 77% de los padres que cursaron el nivel secundario son jóvenes (entre 19 y 35 años), lo cual es un prometedor indicador de cambio.

Similar a otras áreas rurales, aproximadamente el 89% de ellas sólo han cursado el nivel primario, menos del 10% han alcanzado el nivel secundario (mayormente mujeres entre19-35 años). A pesar de estos valores, la tasa de analfabetismo de la población de la cuenca es menor que del Municipio completo (PMA, 2002). El porcentaje de población educada está creciendo, la mayoría son jóvenes, lo que puede reducir su vulnerabilidad.

Migración

Contrariamente al patrón característico de las poblaciones rurales, el porcentaje de migración en las comunidades de estudio es bajo (menor al 10%); sin embargo la población encuestada percibe que hace 10 años las personas migraban menos (Figura).

El bajo porcentaje de migración se debería a que actualmente las comunidades se hallan fuertemente insertadas al mercado, lo cual justifica un ingreso permanente que motiva la permanencia en la zona. Por otra parte, por el incremento de las temperaturas, la actividad agrícola se desarrolla todo el año, por lo que los agricultores no enfrentan una época seca sin actividad agrícola como en el pasado y que les obliga a buscar empleo transitorio en la ciudad u otras zonas agrícolas.

c. Vulnerabilidad Productiva

Cambios en la estructura productiva

La principal actividad productiva de las comunidades en la microcuenca es la producción agrícola. La mayor parte de la agricultura se desarrolla en laderas y una pequeña proporción en pequeñas planicies y en las pocas terrazas aluviales formadas en los flancos de algunos ríos.

Una de las principales características de la zona es que las superficies de cultivo son considerablemente pequeñas; éstas varían entre 250 m2 (superficie mínima dada en Tahuapalca) y 4 hectáreas (superficie máxima dada en Khapi).

Desde los años 80 (más específicamente desde 1985), se experimentó importantes modificaciones en la estructura productiva de toda la microcuenca. Se percibe que se ha pasado de un modelo agrario basado en una producción de cultivos a secano, a un sistema que, sin eliminar el anterior, ahora se basa en una agricultura comercial con riego.

Las razones identificadas para estos cambios fueron, por una parte el incremento de la temperatura de la zona pero más importante aún, el acceso al mercado urbano gracias a la apertura del camino y la habilitación del puente sobre el río La Paz, además de la mejora de los canales de riego.
La lechuga es el cultivo mayoritario en la zona, otros cultivos son papa, maíz, tomate y hortalizas, tal como muestra la figura.

La producción intensiva podría ser una solución muy adecuada para esta zona; sin embargo, el sistema tiende al monocultivo de la lechuga que es el producto que permite a los agricultores preservar y reproducir su fuerza de trabajo. Así, por esta práctica, se puede ya observar un desgaste significativo de la fertilidad de los suelos y un uso indiscriminado de plaguicidas debido al incremento de plagas y enfermedades; si además se considera el crecimiento de la población, que trae como consecuencia un mayor parcelamiento, en el futuro próximo se pueden vislumbrar fuertes problemas medio ambientales.

Cambios en la Demanda de agua para riego

Dada la dependencia de los cultivos al riego, se quiso evaluar las necesidades hídricas de los cultivos los últimos 35 años, por lo que el año 2010 se realizó un estudio denominado “Calculo de las demandas de riego desde 1975 hasta 2009 en la cuenca del río Sajhuaya” .

Los resultados obtenidos muestran un fuerte incremento en los requerimientos de riego en todas las comunidades tanto en la época de estiaje como en la época de lluvias (en forma más notoria en las comunidades de altitudes intermedias y bajas) (Ver figura ). Este hecho ocurre debido principalmente al cambio de patrón de cultivo y el incremento de áreas cultivadas con cultivos demandantes de riego.

Esta demanda ha sido calculada en función del clima y del patrón de cultivos de cualquier zona. Sin embargo, en promedio se aplica una lámina real de agua de 972.3 mm al maíz cuando la cantidad requerida es sólo de 550 mm, lo mismo pasa con la lechuga a la que se aplica una lámina de 796.1 mm siendo requeridos tan sólo 350mm; esto muestra que la eficiencia del riego es baja (30%), pues los agricultores aplican agua en función de su derecho más que de la necesidad del cultivo.

d.Vulnerabilidad de género

En la microcuenca Sajhuaya, como en muchas áreas rurales, las mujeres tienen un vínculo estrecho con el agua: todas las actividades que realizan, tanto productivas (siembra, riego y venta de productos agrícolas; inclusive asumen todas las actividades en ausencia temporal o permanente del esposo) como domésticas (lavar, cocinar, limpiar) involucran el uso y manejo de este recurso. Un estudio de género realizado por Ríos (2010) indica que aunque todas tienen agua de pila en sus domicilios, la irregularidad del servicio y calidad de agua les exige buscar fuentes alternativas, recargando su jornada de trabajo.

Acción para el Desarrollo (IRAD, por sus siglas en inglés), explica porque las mujeres son más vulnerables que los hombres, especialmente en las áreas rurales “Las mujeres se encuentran más propensas a los efectos adversos del cambio climático. Sus capacidades de adaptación son más limitadas debido a la desigualdad social que prevalece y a los diferentes roles sociales y económicos que se les atribuyen, los cuales resultan en diferencias en sus derechos de propiedad, acceso a la información, falta de empleo y un acceso desigual a los recursos”.

Por otro lado, en países como Bolivia, el origen étnico se constituye, también, en un factor de exclusión que “vulnerabiliza” a sectores importantes de la población. Ser mujer, campesina e indígena resulta una combinación generadora de marginalidad, exclusión y vulnerabilidad (Ríos, 2010).

Por la relación género-agua, la autora señala que la sensibilidad de las mujeres a eventos climáticos que afecten su acceso, gestión y control, es elevada, advirtiéndose una condición de alta vulnerabilidad de las mujeres y por tanto una deficiente capacidad de adaptación. Los resultados de este análisis se muestran en la tabla .

e. Vulnerabilidad Institucional

Dentro del Gobierno Municipal de Palca no existe una unidad relacionada al cambio climático, recursos naturales, medio ambiente o atención/prevención de desastres; pero si cuenta con la Unidad de Fomento a la Producción Agropecuaria.

Entre 2004 y 2009 hubo siete cambios de alcalde, lo que repercute de tal forma que impide la estructuración del gobierno municipal que incorpore una planificación en el desarrollo de los sectores productivos del Municipio.

Los regantes, al no ser organizaciones separadas del sindicato comunal, no están afiliados a la Asociación Departamental de Regantes de La Paz, lo que limitaría su representación a nivel provincial y municipal para promover sus proyectos de riego.

La función de las organizaciones sociales es principalmente coordinar con las instancias gubernamentales como el Municipio y/o Gobernaciones para velar por el cumplimiento de las demandas sectoriales en las comunidades. Sin embargo, durante la última gestión se ha observado una mayor injerencia política dentro de las organizaciones de la microcuenca, que está ocasionado que estas pierdan legitimidad, generando cierto condicionamiento político para la ejecución de obras en las comunidades afines.

 

Medidas de Adaptación

 
   
Elaboración de dos proyectos de riego a nivel TESA, Municipio de Palca
   
Medidas Piloto  
   

NUEVO DISEÑO DEL PASO DE QUEBRADA CHUWALLANI

Objetivo: Mejorar la eficiencia de conducción del agua de riego.

Beneficiarios: Comunidades:
Khapi = 196 Hab.
Challasirca = 205 Hab.
La Granja = 137 Hab.


IMPLEMENTACIÓN DE ALJIBE

Objetivo: Almacenar agua para riego de parcela experimental

Beneficiarios: Comunidad
La Granja = 137 Hab.


 

Implementación de ATAJADOS

Objetivo: Almacenar agua para riego en comunidades con capacidad neta de 285 m³

   
MEDIDAS DE ADAPTACIÓN EN PROCESO DE IMPLEMENTACION
   

Mejoramiento obra de toma y canal de conducción de 2 sistemas de riego Comunidad de Cebollullo.

Mejoramiento de Canal Medio y Canal 3 en Cebollullo.

Objetivo: Mejorar la eficiencia de conducción de agua para riego en secciones críticas y con problemas de infiltración.


Diseño y construcción del Sistema de distribución de agua para riego comunidad Tahuapalca.

Implementación del sistema de distribución de agua para riego

Objetivo: Mejorar la eficiencia de conducción a nivel parcela, del agua para riego en la zona denominada Cuartel.


Readecuación batería de baños en la Unidad Educativa de Khapi

Beneficiarios: Aproximadamente 36 niños de la Unidad Educativa

Objetivo: Rehabilitar una infraestructura construida anteriormente para la el funcionamiento de duchas y baños, para brindar condiciones adecuadas de salubridad de los niños de la Unidad Educativa.


Construcción de un sistema de conducción y distribución de agua para Riego del Atajado a la zona de Riego en la comunidad de La Granja

Construcción del sistema de distribución Atajado – Zona de Riego por tubería

Objetivo: Mejorar la eficiencia de conducción de agua para riego desde el atajado a la zona de riego evitando perdidas por infiltración.



   
 
Documento sin título
   

Estrategia de Adaptación

Descargar Cartilla :

IMPACTOS  DEL CAMBIO  CLIMÁTICO  EN COMUNIDADES  ANDINAS  BOLIVIANAS DEPENDIENTES DE GLACIARES TROPICALES

En los que se presenta un enfoque sobre la estrategia de adaptación

 

   
   

                 
Instituciones Ejecutoras: 
     
Financiado por:
                 
       
       

Financiadores Asociados en la última fase:

   

Volver a la pagina de Glaciares